Algunas palabras mágicas

palabras_magicas_-820x461

Bienvenido!! Esta es una hermosa palabra, cuando alguien entra en nuestra casa y la pronunciamos abrimos más que las puertas físicas, le damos entrada a nuestro corazón.

En ella decimos “estoy feliz de recibirte“.  A quienes van dirigidas seguramente le generamos un bienestar y, aunque no podamos verlo, los impregnamos de una energía cálida y amena, sea cual sea el estado que traían.

Me encantó!! Otra unión de palabras que, ante lo que el otro muestra de su autoría (una torta, un proyecto, un sueño o una realización),  nosotros le agregamos la felicidad que nos despierta dicha experiencia.

Así como en la palabra “Bienvenido” hay una apertura, nos abrimos;  en la segunda logramos sentir alegría ante lo que para el otro es importante.  Como verán en ninguna de las dos somos los protagonistas y eso amigos es de un valor incalculable cuando se trata de salud emocional y mental.

La tercera es el casi siempre olvidado “Gracias”   símbolo de un alma activa que reconoce la llave maestra más precisa y certera para alcanzar Paz:  el ser agradecidos. Sigue leyendo

Ser paciente

Hace poco concurrí a una jornada donde escuché una frase muy interesante.

“Paciente no es el que sabe esperar, sino el que sabe qué hacer mientras espera”

la-nueva-mirada-de-las-habilidades-socio-emocionales-saber-saber-hacer-y-saber-ser

Saber qué hacer antes las circunstancias que acontecen descomprime nuestra naturaleza emocional permitiéndonos buscar herramientas con las que trabajar concretamente en eso que se presenta.

Comúnmente ante lo imprevisto nos desconcertamos, nos enojamos, deprimimos o buscamos culpables, aun sabiendo que estos caminos nos conducen a la nada. Sigue leyendo

Por donde caminamos

La vida es como un gran camino, a veces las situaciones nos llevan por senderos empinados, montañosos,  que sin entrenamiento se nos hace  difícil llegar a la cima.

Senderos-empinados-en-el-Camino-Inca

Otras se nos presentan caminos con precipicios, donde una mala decisión  puede costarnos la vida.

Los_4_caminos_mas_peligrosos_del_mundo_12

Por momentos sinuosos o serpenteantes que nos hacen dar vueltas tardar mucho en llegar a destino.

O rectos, como autopistas, que permiten que nuestro recorrido sea placentero y poco riesgoso.

Autopistas

Ahora bien, ¿qué pasa cuando somos nosotros, con nuestras emociones exaltadas o desbordadas, los que generamos un camino de vida incómodo e intransitable?

Porque las circunstancias son lo que son pero… como elijo vivirlas, es siempre mi decisión.

Podemos pasar por un momento de fácil resolución y poner piedras en el camino (nos quejamos, críticamos,  sentimos envidia, tristeza, enojo, desilusión) convirtiéndolo en una especie de subida al Aconcagua.

O, por el contrario,  pasar por una situación de real dificultad y elegir aceptarla o ” no poner palos en la rueda”, transitándola como si fuéramos por una autopista recién asfaltada.

eleccion

¿Qué sería obstaculizar el camino?

  • El no creer en nosotros y en las energías con las que contamos
  • Caminar a tientas sin saber hacia dónde vamos dejando que otros nos tracen el destino.
  • Querer que todo sea a “mi manera”
  • Despreciar en vez de agradecer lo que se acerca.
  • Mirar lo de otros con envidia en vez de observar en nuestro interior para descubrir el potencial e ir pos de lo que queremos.

Si anhelamos que esta vida valga la pena, debemos convertirnos en seres valientes, no para luchar contra el mundo, sino contra nuestras debilidades, vicios, apegos.  Valientes para enfrentar las circunstancias utilizando todas las herramientas con las que contamos, sin justificarnos por las que nos faltan.

Marco Aurelio enseñó:

“La vida de un hombre es lo que sus pensamientos hacen de ella”

Marco Aurelio

“Tienes poder sobre tu mente no sobre las circunstancias exteriores.  Date cuenta de esto y encontrarás la fuerza”

Para reflexionar:

Somos el resultado de lo que nos pensamos.  Lo que elija pensar de mi o de quienes me rodean, la actitud que tenga hacia la vida, será el material con el que construiré un camino asfectado o una plataforma pedregosa sobre la que transitaré cada uno de mis días.

Tres cosas que aprendí…

Mi prima Fabiana me envio este material y por ello le estoy muy agradecida.  Hay sonidos que rapidamente nos conectan con lo esencial y este es uno de ellos.  Por eso quise compartirlo con ustedes, a los que tengo algo abandonados, pero siempre guardo en mi corazón.

Tres cosas

Generalmente los hombres necesitamos experimentar el dolor, el sufrimiento, el desaliento para luego entender más a los otros cuando pasan por esas mismas circunstancias.  Llegara el día en que crezcamos y sin necesidad de vivirlo, comprendamos lo que sufren quienes nos rodean.

En esos momentos dejaremos de ser el ombligo del mundo, de medir todo lo que sucede con nuestros propios parámetros, de oír solo a nuestro pequeño ego, para dar espacio a otros sonidos, pensamientos y emociones que pueden engrandecer y dignificar nuestra existencia.

Este vídeo cuanta sobre el aprendizaje de un hombre que estuvo a punto de perder la vida y la gran enseñanza que le dejo pensar que en segundo todo iba a terminar. Sigue leyendo

Comparte tu Luz

A veces la vida tiene cosas maravillosas que llegan en el momento en que uno más las necesita. Y no siempre las podemos ver, especialmente cuando estamos sumergidos en conflictos, enojos, tristezas. Pero ahí permanecen esperando que seamos capaces de descubrirlas.

Mi experiencia con este vídeo fue esa, estar transitando por un espacio de oscuridad y al mirarlo sentir que nuevamente recuperaba esa Luz interna, la misión y razón de mi vida.

Agradezco a quienes lo hicieron porque con estas imágenes claras y sencillas me ayudaron a retornar a mi Centro y a Silvana que fue la persona que lo compartió en el wassap.

“Aquel en cuyo corazón Dios se ha manifestado trae Paz, Alegría y Deleite donde quiera que va”

Anhelo desde lo más profundo de mi corazón que estas fiestas, más allá de la religión que profesen, los encuentren unidos a su propia Luz y que puedan hacer que ésta sea tan brillante como para iluminar el camino de quienes más lo necesitan.