Don José Francisco de San Martín


Anhelo Servir

El 17 de Agosto celebramos un nuevo aniversario de la muerte de Don José de San Martín.   Un “Grande”    ¿Por qué?     Porque a mi humilde entender, todo ser que dedica su vida a “liberar a los hombres de las cadenas físicas o mentales que los atan” merece esa denominación.

Sabemos de él,  que creía en Dios al que siempre invocaba y que su filosofía fue la de un estoico.   Por eso sometió su vida a una severa disciplina, educó a su ejercito a través del ejemplo y halló su religión en el cumplimiento del deber.

Para San Martín  la gloria no era la pompa del triunfo clásico, sino la paz que siente el alma ante la obra bien concluida.  Quien lee sus cartas   encuentra  pensamientos claros, íntegros que reflejan la magnitud de su alma.       Sólo alguien que tiene conciencia de la tarea  que viene a realizar puede decir:

“Nada importa más que aprovechar el angustiado tiempo que nos resta.  Él huye con la velocidad del rayo, y un terrible remordimiento nos devoraría si le dejáramos escapar infructuosamente por nuestra indisculpable omisión”.

Con la misma entereza que enfrentó batallas soportó calumnias de quienes lo rodeaban y no podían entender sus decisiones.   Por ejemplo en una ocasión cuando le escribe al Sr. Tomás Godoy le dice:

“…¡Conque los cordobeses están muy enfadados conmigo!.   Paciencia.   Ya había visto yo en estas varias cartas en que manifestaban su disgusto…  Ud. dirá que me habré incomodado.  Sí mi amigo, un poco;  pero después que llamé la reflexión en mi ayuda, hice lo que Diógenes;  zambullirme en una tinaja de filosofía, y decir:  todo esto es necesario que sufra el hombre público para que esta nave llegue a puerto”.  Noviembre 29 de 1815.

O en una carta escrita a Tomás Guido que dice:   “¿Cree Ud. que tan fácilmente se haya borrado de mi memoria los horrorosos títulos de ladrón y ambicioso con que tan gratuitamente me han favorecido los pueblos que, en unión con mis compañeros de armas, hemos liberado?…confesemos que es necesario tener toda la filosofía de un Séneca  o la imprudencia de un malvado para ser indiferente a la calumnia”.

Dio gran importancia a la educación.   En una circular que mandó a los maestros en Mendoza en 1815, recalca la responsabilidad que ellos tienen de formar a los seres en esa nueva nación culta, libre y gloriosa.   Marcando que el gobierno les impone el mayor esmero y vigilancia en inspirarles el patriotismo y virtudes cívicas.

También redacta 11  máximas para que sean aplicadas a la crianza de su única hija.

1)    Humanizar el carácter y hacerlo sensible, aun con los insectos que nos perjudican.

2)    Inspirar  amor a la verdad y odio a la mentira.

3)    Gran confianza y amistad, pero uniendo el respeto.

4)    Estimular la caridad a los pobres.

5)    Respeto sobre la propiedad ajena.

6)    Acostumbrarla a guardar secreto.

7)    Sentimiento de respeto hacia todas las religiones.

8)    Dulzura con los criados, pobres y viejos.

9)    Que hable poco y lo preciso.

10)  Acostumbrarla a estar formal en la mesa.

11)  Amor al aseo y desprecio al lujo.

Como todo hombre de servicio realizó la acción  pero no obtuvo  reconocimiento.   Como todo hombre de acción fue castigado, con el olvido, por sus contemporáneos que se sintieron afectados por algunas de las decisiones  cruciales que tuvo que tomar, a las que consideraron como traiciones por ser incapaces de comprenderlas desde la pequeña óptica de sus intereses.   Toda una vida dedicada a la lucha por la “libertad”.

San  Martín  fue un hombre y como tal cayó en flaquezas y contradicciones.   Pero no fue, no es ni será mí tarea escarbar en los aspectos negativos de los seres humanos.   Mucho menos en aquellos que han logrado a través de su renuncia y humildad  entregar la vida a sus semejantes.  Esos Seres seguirán viviendo en mi recuerdo como  un claro ejemplo de acción y patriotismo.  Mereciendo mi más preciado respeto y admiración.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s