Palabras para el alma


regalar palabrasEn este nuevo mes quiero escribir sobre las palabras afines a lo somos esencialmente, esas que motivan al alma.  Si bien  estamos rodeados de muchos sonidos que nos desestabilizan física, emocional y mentalmente generados principalmente por nosotros, lo maravilloso es que la humanidad no ha perdido la sensibilidad para captarlas.

¿Cómo lo sé?  Porque me ha llenado de felicidad ver lo que las expresiones del Papa Francisco han provocado en los oídos y en los corazones de tantos seres. Sin distinción de credo, raza o color, ya que en el mundo del espíritu eso no posee ningún valor, millones de personas han vuelto a escuchar sonidos que reconocen como propios.  La humanidad, por más perdida que a veces parezca, siempre ha sido asistida por Seres que en diferentes lenguas, con distintas ropas y religiones, han utilizado los términos que abren el Portal hacia el Corazón.  El Papa los pronunció y muchos volvieron a despertar.

Es muy importante entonces que aprendamos a reconocer los sonidos del cielo, dejando de lado la jerarquía, posición social o credo al que pertenezcan las personas que los pronuncian.

¿Y cómo saber qué no son simples palabras dichas para la ocasión o con fines egoístas?   Muy buena pregunta.  La respuesta sería: “Si cuando las escuchas te sentís conmovido y de alguna manera conminado a seguirlas es porque vienen de un Ser que ya realizó ese camino de transformación personal y te está trasmitiendo su Vivencia, por eso vibras”.

El alma sólo conoce de virtudes y cuando las escucha de la voz de un Sumo Pontífice, un Rabino, un presidente, un mandatario o cualquier otro sujeto, las reconoce y eso le produce un gran júbilo que conmociona su ser.

Pueden preguntarse: ¿Qué pasa con los que han trabajado infructuosamente cerrando sus oídos a ese espacio divino con muros infranqueables?  Aún así, el sonido que emite un Alma en acción es tan poderoso que puede derribar todas esas murallas.

¿Y qué pasa si la indiferencia se ha apoderado de esos corazones?  Estos permanecerán dormidos hasta que algún día se den cuenta que el sendero que eligieron para evadir todo dolor los ha sumergido cada vez más en este.  Y bastará una palabra para que vuelvan a la Vida.

Den espacio en sus vidas a las ideas que construyen, no sean artífices con lo que emiten ni tampoco dejen que otros los inunden de palabras necias, críticas, dudas.  Cuiden sus oídos y sus ojos porque son las puertas y ventanas hacia lo más puro que hay dentro de ustedes.

En este mes de Agosto escribiré sobre:  Servicio – Libertad y Alegría, todos sonidos afines al Alma.

Yapa: recuerden que si anhelan caminar construyendo un mundo mejor deben incorporar a cada una de sus jornadas antes de la emisión de palabras en forma desenfrenada, la revisión de sus pensamientos.  El silencio y el trabajo interno serán la plataforma de partida.  El hacerse cargo de lo que pensamos, decimos y hacemos, una buena base de lanzamiento.

Gracias por estar!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s