Sobre el deseo y la gratitud


En la realidad de la no dualidad todo está completo y el deseo se sustituye por la gratitud

Cuando leí la frase tuve ganas de escribir sobre estas palabras tan significativas y movilizantes, por lo menos para mí.

DualidadiiLa dualidad forma parte de nuestras vidas (bueno – malo, lindo – feo, gordo – flaco, rico – pobre, quiero – no quiero, etc) mientras nos manejamos con ella sufrimos porque nos basamos en las formas que observamos, en los gustos que tenemos y nada nos alcanza.  Hasta que nos decidimos a situarnos “en el justo medio” como lo expresó El Buda o “en el amor” según las palabras usadas por El Cristo.  Entendiendo que en este mundo manifiesto todo es relativo y la perfección o completura solamente es posible en el mundo del espíritu.

Los Maestros que mencioné junto a tantos otros Grandes Seres con sus enseñanzas intentaron entregarle al mundo las herramientas para que, reflexionando sobre ellas, la humanidad encontrara el “camino de regreso a la Casa del Padre”,  a su esencia divina.

Cuando decimos que el deseo se sustituye por la gratitud nos estamos refiriendo a esas mismas enseñanzas trascendentes.

El deseo es como un gran motor que nos impulsa a más de una cruzada, nos mantiene activos.  La gratitud es una energía de unión con nosotros mismos y con los otros, que no conoce de opuestos, pues es el Bien en acción.

Con lo expresado anteriormente no quiero decir que el deseo sea algo negativo, digo que en la mayoría de los casos, no conoce de límites, no soporta la espera, provoca nuestro enojo cuando no puede ser satisfecho y despierta emociones contradictorias.  Se apoya en objetos o en personas a las que se les da un excesivo valor, que es momentáneo pues termina cuando se logra obtenerlos. Siempre nos arrastra fuera de nosotros y satisfacerlo no depende únicamente de lo que queramos sino de muchos más factores, entre ellos el karma.

Todos sabemos que es bueno vivir con motivadores que nos impulsen cada día a nuestra superación, pero cuando estos despiertan ansiedades, inseguridades y   desbandan el mundo emocional,  una señal de alarma debe encenderse.  Cuando cambia nuestro humor porque algo se nos niega, anulamos cualquier posibilidad de experimentar gratitud, pues no vemos todo lo que recibimos sino sólo tenemos presente lo que no se nos da.

Ahora, con una mano en el corazón piensen ¿cuántas veces han sufrido por una gran pérdida afectiva – material o  por no obtener algo deseado y con el correr del tiempo terminaron agradeciendo que eso se alejara de sus vidas o no se diera? Es que la distancia, en tiempo o espacio, siempre permite apreciar las cosas en su real dimensión.

AgradecerLa frase me sugiere: ” trabaja arduamente en ti misma para que tus deseos se trasmuten en gratitud y eso sucederá cuando dejes de creer saber lo que es mejor para ti y te dedique a agradecer lo que viene, porque a la larga (si lo piensan bien llegarán a la misma conclusión) es lo mejor que puede sucederte”

No debemos confundir deseo con propósito o anhelo.  Sé que la diferencia radica en una delimitación de términos, pero los hombres por ahora necesitamos definir bien las palabras para entendernos con claridad.  Días llegarán en que lo haremos sólo a través de los pensamientos.

Los deseos se asocian a cosas que quiere nuestra personalidad basada en lo que sus necesidades, sentimientos consideran propicio tener.  Los propósitos o anhelos nunca empiezan y terminan en nosotros, nacen en la individualidad pero se expanden hacia todos y permiten que nos compenetremos cada vez más con lo que realmente Somos. 

No es que debemos dejar de desear, pero los invito a elevar la sintonía para empezar a tener propósitos que incluyan a otros seres,  que gracias a estos sean muchos los que se beneficien, así del plano emocional llegaremos naturalmente a un estamento superior de conciencia y, sin darnos cuenta, el agradecimiento comenzará a formar parte de nuestro transitar por esta vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s