Las heridas que no cierran


Hay momentos en la vida donde tomar una decisión hace cambiar el derrotero de muchos acontecimientos futuros.

Atrevete a pensar

El problema es que la mayoría de las veces esas decisiones estan basadas en nuestras emociones, estas son las que nos dicen qué hacer y que no, las que nos acercan o alejan de cosas, personas o situaciones.  Siempre guiadas por una fuerte atracción o repulsión hacia las mismas.

Y no es que esto este mal o bien, es que no nos acercan a tener una “existencia plena

Alejarnos de lo que no nos gusta o acercarnos a lo que sí, hace nuestras vidas miserables, vacías,  sin sentido, pues nos hace perder la oportunidad de descubrir qué pasa en nuestro Ser cuando la cruzada que se presenta no trae viento a favor.

Nos hace desconocer las estrategias o instrumentos con los que contamos e impide activar el ingenio que habita en nosotros.

Los recuerdos, fieles aliados del mundo emocional, tampoco ayudan demasiado en el proceso de poner fin o remontar situaciones de las que salimos heridos.

columpio

Las heridas tanto en la piel como en el corazón necesitan de un tiempo para curarse pero jamás lo harán si las usamos como un invisible escudo protector que evita cambios mentales y no admite la necesaria sanación.  Esta sería otra forma de no vivir,  de sobrevolar nuestra existencia sin aprovecharla.

Las heridas no cierran si constantemente las mostramos;  si no las limpiamos o dejamos que otros con su amor las curen;  si caminamos eligiendo tomarlas como un trofeo doloroso;   si le damos a quien las causó más poder del que posee nuestra Voluntad para olvidarlas.

Mujer y violin

Las lesiones perpetuas, los miedos no enfrentados, las letanías repetidas día tras día, las culpas que atesoramos, hacen infructuosa cualquier decisión de cambio y mejora. Impiden que “nos atrevamos a pensar y decidir“.

Y cuando no pensamos:

…somos arrastrados y arrasados.

…nos cuesta caminar erguidos, con la frente en alto.

…dejamos de sentir la fresca brisa del nuevo día y  la flamante oportunidad que este trae.

… nuestros ojos no están lo suficientemente abiertos y expectantes para descucbrir las distintas fases del mundo.

…Y jamás nuestras palmas estarán unidas en señal de Agradecimiento.

2 Respuestas a “Las heridas que no cierran

  1. Vivir no es la herida,sino la esperanza,leltad y armonia.cuidar el corazon y la vida…—trata que las heridas,las palabras nos curen !!!
    yo tengo un post de ayer >”puedo,no es decir que no puedo”
    espero el comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s