Todo se vuelve oportunidad


Siguiendo con el tema del tiempo me llegó este escrito que me encantó!!

Oportunidad

Es tan inspirador, ojalá pudiéramos aprender de él para replantearnos aspectos de nuestra vida.  Hay un viejo dicho…

“Cuando se quiere, se puede”

Es cierto, el interés o la falta de este nos maneja.  Muchas veces cumplimos  pero por deber y eso hace que, como no van acompañadas de un disfrute, todo se sienta como si un peso cayera sobre nuestras espaldas y nos quitara las fuerzas.

El querer es esa dosis de energía que impregna e impulsa cualquier acción volviéndola atrayente y viable.

Cuando queremos algo nada nos detiene, ni el sueño, ni el trabajo arduo, ni el día de la semana, porque el fin lo vale y todo está convalidado.

Interesarse es estar vivos, es no dejarse limitar por el concepto de insatisfacción que genera un  lunes o el cansancio que acarrea un viernes, todo eso desaparece cuando” se quiere”.  Como dice el escrito:

La madrugada se vuelve día

El martes se vuelve sábado

Y un momento se vuelve oportunidad

Así vivíamos cuando éramos jóvenes, si pintaba salir con amigos lo hacíamos aunque fuera mitad de semana, la madrugada a veces nos encontraba en una charla interesante, reveladora o divertida que ni locos cortábamos aunque al día siguiente nos tocara madrugar.

Four young  friends play the guitar

Es cierto que el crecer trae más responsabilidades pero no debería por ello convertirse en un tiempo de “muerte de esas vivencias” que tan bien nos hacían.  Pues nos cargaban de energía para seguir con aquellas nos fastidiaban.

Especialmente tendríamos que proponernos hacer de “cada momento  una oportunidad”, de enfrentar;  de ser humildes;  de exigir nuestros derechos; de pedir perdón;  de a pesar de todo sonreír;  de dormir menos y disfrutar más;  de escuchar;  de hablar;  de descubrir;  de enamorarnos;  de rezar;  de aprender;  de darnos a conocer y conocer a otros;  de impedir que la vergüenza no nos deje ser o la soberbia nos arroje al abismo de la soledad; de caminar sin prisa pero firme;  de valorar nuestro origen y no temer al futuro;  de no permitir que nadie mancille nuestro valores, de no imponer nuestras ideas a otros.

De esta manera cada día traería la posibilidad de  vivir de una forma diferente,  imprimiento nuestro sello a todo acontecimiento.  No perdemos nada con intentarlo!!

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s