Dejar para despues…


Ese es un error en el que caemos todos los humanos.  Ya sea porque estamos ocupados, por cansancio o porque nos es indiferente, “dejamos para después”.

acumular

Vivimos creyendo que siempre habrá tiempo para realizarlo, sin darnos cuenta que “hacerlo en el momento” nos evita futuros dolores de cabeza o complicaciones.

Esto va desde el ámbito familiar hasta el laboral, especialmente en este tendemos más a dejar para mañana o delegar, esperando que otro se dé cuenta y haga, cosa que raramente sucede.

El problemita es que todo lo que no realizamos se va sumando a una larga lista y termina transformándose en un peso que influye inevitablemente en nuestro estado de ánimo.

acumular 1Cuando hacemos las cosas en el momento en que se nos presentan (desde hablar con nuestro hijo por ese temita que vemos que no quedó muy claro pues sigue ignorando nuestras directivas olímpicamente, hasta efectuar un trámite, entregar el trabajo o la documentación que nos pidieron) nos sentiremos aliviados.  Caminamos libres sin una mente llena de cosas por resolver.

Lo digo por experiencia, es un buen ejercicio físico, emocional y fundamentalmente mental no acumular obligaciones.  Pues estas en su sumatoria se vuelven piedras pesadas que cargamos en nuestros hombros y nos quitan libertad.

Primero tenemos que definir cuál de las tareas dependen sólo de mí.  Una vez establecidas y anotadas en un papel mientras tomamos unos ricos mates, un té o lo que nos dé satisfacción, pensar cómo optimizar el tiempo para ir concretándolas.

orgullo

Por último y no menos importante: es crucial que aunque las obligaciones dependan de nosotros si lo necesitamos pidamos ayuda: como mamá a mis hijos y a mi marido para realizar las tareas de la casa;  como empleada a algún compañero o jefe si hay algo que no sé, no entiendo o no puedo hacer sola; siendo alumnos a los profesores y por qué no, los profesores a sus alumnos, etc.

Es notable desarrollar la fortaleza de carácter así como también aceptar la necesidad que podemos tener del otro. Ambas conductas en su justa medida nos permiten crecer. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s