Archivo de la categoría: Estuve pensando…

Ser paciente

Hace poco concurrí a una jornada donde escuché una frase muy interesante.

“Paciente no es el que sabe esperar, sino el que sabe qué hacer mientras espera”

la-nueva-mirada-de-las-habilidades-socio-emocionales-saber-saber-hacer-y-saber-ser

Saber qué hacer antes las circunstancias que acontecen descomprime nuestra naturaleza emocional permitiéndonos buscar herramientas con las que trabajar concretamente en eso que se presenta.

Comúnmente ante lo imprevisto nos desconcertamos, nos enojamos, deprimimos o buscamos culpables, aun sabiendo que estos caminos nos conducen a la nada misma. Sigue leyendo

Anuncios

Por donde caminamos

La vida es como un gran camino.  A veces las situaciones nos llevan por senderos empinados, como los montañosos,  que si no estamos entrenados a cada paso se nos hace más difícil llegar a la cima.

Senderos-empinados-en-el-Camino-Inca

Otras se nos presentan caminos llenos de precipicios, donde una decisión mal tomada puede costarnos la vida.

Los_4_caminos_mas_peligrosos_del_mundo_12

Por momentos son sinuosos o serpenteantes y nos hacen dar vueltas y vueltas, tardando mucho en llegar a destino.

Mientras que otros son rectos tipo autopistas que permiten que nuestro recorrido sea placentero y poco riesgoso.

Autopistas

Ahora bien, ¿qué pasa cuando somos nosotros, con nuestras emociones exaltadas o desbordadas, los que generamos un camino de vida incómodo e intransitable?

Porque las circunstancias son lo que son pero… como elijo vivirlas, es siempre mi decisión.

Podemos pasar por un momento de fácil resolución y sin darnos cuenta empezar a poner piedras en el camino (quejas, críticas, envidia, tristeza, enojo, desilusión) convirtiéndolo en una especie de subida al Aconcagua.

O, por el contrario,  pasar por una situación de real dificultad pero elegir aceptarla o como dice el dicho ” no poner palos en la rueda” y transitarla como si fuéramos por una autopista recién asfaltada.

eleccion

¿Qué sería obstaculizar el camino?…

El no creer en nosotros, en las energías con las que contamos; caminar a tientas sin saber hacia dónde vamos dejando que otros nos tracen el destino;  querer que todo sea a “mi manera” porque sino nunca estoy conforme;  despreciar en vez de agradecer lo que se acerca, no valorando lo que tenemos;  mirar para fuera con envidia en vez de observar en el interior para buscar lo esencial y definir e ir en pos de lo que queremos.

Si anhelamos que esta encarnación valga la pena debemos convertirnos en seres valientes, no para luchar contra el mundo, sino contra nuestras debilidades, vicios, apegos.  Valientes para enfrentar las circunstancias utilizando todas las herramientas con las que contamos, sin justificarnos por las que nos faltan.

Marco Aurelio enseñó:

“La vida de un hombre es lo que sus pensamientos hacen de ella”

Marco Aurelio

“Tienes poder sobre tu mente no sobre las circunstancias exteriores.  Date cuenta de esto y encontrarás la fuerza”

Para reflexionar:

Somos el resultado de lo que nos pensamos.

Lo que elijo pensar sobre mi o quienes me rodean, la actitud que tenga hacia la vida será el material con el que construiré un puente de unión o una plataforma pedregosa sobre la que yo mismo transitaré.

 

Hola amigos!

Sepan disculpar… hace tiempo que no estoy con ustedes.  El año se ha presentado con tanto trabajo y compromisos que me cuesta encontrar el tiempo para sentarme, elegir un tema, reflexionar y escribir.  La verdad es que extraño escribir y aunque a muchos de ustedes no los conozca, saber que están me hace muy bien.

Vector self employment concept in flat style

Hace unas semanas di una charla sobre “Las crisis”, tema complejo, pero que me gusto preparar porque, al igual que cuando escribo, al hacerlo pude sumergirme en el mundo de las emociones, pensamientos, analizarlos y darles un orden. Siempre buscando la salida.

La idea de ese encuentro fue conocer gente, que me conocieran, dar herramientas útiles para trabajar cada una ante esas situaciones que tanto desequilibran.  Y ahora estoy feliz porque daré un curso sobre todo esto.

Enseñar lo que he aprendido es uno de los propósitos de mi existencia.  Es de alguna manera devolver todo lo que se me entregó.   Sigue leyendo

Fuentes de inspiración

A veces las palabras nos abandonan y podemos enojarnos, sentirnos vacíos o permitir que otros, con los que nos sentimos identificados, hablen por nosotros.

sonidos-del-mundo-mediateletipos1-518x362

Estando atentos a qué letras o sonidos que elegimos podemos descubrir cuál es el estado emocional que nos embarga.  Sea cual sea es bueno si sabemos verlo.

Una cosa es volcarse por discursos o canciones de protesta o de ruptura afectiva;  otra ir hacia aquellos que resalten la soledad en la que estamos sumergidos;  y una distinta buscar sonidos que nos hagan vibrar en sentimientos puros y reflejen aspectos del amor que necesitamos volver a sentir.

Yo tengo mis días, a veces pongo música divertida que me permite bailar mientras limpio y que despierta en mí la alegría.  Otras, como en este caso, elijo esos temas que me llegan al alma, dejando un sabor pleno y contagioso de felicidad.  (Remarqué las frases que tocan lo más profundo de mi corazón)  Sigue leyendo

Mirada de turista

Me encontré en el trabajo con una compañera que hace poco llego de un viaje por Europa. Ya me había estado hablando sobre lo que había vivido pero esta vez me paró para contarme una experiencia muy interesante que tuvo el fin de semana cuando caminaba por la 9 de Julio, aquí en Buenos Aires, con su hermana.  Y como me pareció una buena enseñanza para aplicar pensé en comentarla en el blog a ver si a ustedes también podía servirles.

Me dice que mientras paseaba descubrió un hermoso farol que  nunca antes había visto pese a pasar seguido por allí y que reflexionando sobre esto llegó a la conclusión que sus ojos, gracias al viaje, se habían habituado a estar atentos a detectar cosas bellas.

turista-di-parigi

Encontré una gran verdad es su comentario pues nuestros sentidos, cuando van a pasear a lugares lejanos se predisponen en forma inconsciente a descubrir cosas nuevas, interesantes y bellas.  Hay en el que viaja una actitud distinta, sin darse cuenta se prepara para ver, oler y experimentar lo mejor, lo distinto, lo nuevo.

Entonces yo me pregunto: ¿Por qué en nuestro lugar no hacemos lo mismo? Y me respondo: que quizás asociamos vacaciones con la posibilidad de alejarnos y despejarnos de todo lo conocido que evidentemente nos satura, enoja o molesta.

Absolutamente lógico pero poco productivo. Sigue leyendo