Por donde caminamos


La vida es como un gran camino, a veces las situaciones nos llevan por senderos empinados, montañosos,  que sin entrenamiento se nos hace  difícil llegar a la cima.

Senderos-empinados-en-el-Camino-Inca

Otras se nos presentan caminos con precipicios, donde una mala decisión  puede costarnos la vida.

Los_4_caminos_mas_peligrosos_del_mundo_12

Por momentos sinuosos o serpenteantes que nos hacen dar vueltas tardar mucho en llegar a destino.

O rectos, como autopistas, que permiten que nuestro recorrido sea placentero y poco riesgoso.

Autopistas

Ahora bien, ¿qué pasa cuando somos nosotros, con nuestras emociones exaltadas o desbordadas, los que generamos un camino de vida incómodo e intransitable?

Porque las circunstancias son lo que son pero… como elijo vivirlas, es siempre mi decisión.

Podemos pasar por un momento de fácil resolución y poner piedras en el camino (nos quejamos, críticamos,  sentimos envidia, tristeza, enojo, desilusión) convirtiéndolo en una especie de subida al Aconcagua.

O, por el contrario,  pasar por una situación de real dificultad y elegir aceptarla o » no poner palos en la rueda», transitándola como si fuéramos por una autopista recién asfaltada.

eleccion

¿Qué sería obstaculizar el camino?

  • El no creer en nosotros y en las energías con las que contamos
  • Caminar a tientas sin saber hacia dónde vamos dejando que otros nos tracen el destino.
  • Querer que todo sea a «mi manera»
  • Despreciar en vez de agradecer lo que se acerca.
  • Mirar lo de otros con envidia en vez de observar en nuestro interior para descubrir el potencial e ir pos de lo que queremos.

Si anhelamos que esta vida valga la pena, debemos convertirnos en seres valientes, no para luchar contra el mundo, sino contra nuestras debilidades, vicios, apegos.  Valientes para enfrentar las circunstancias utilizando todas las herramientas con las que contamos, sin justificarnos por las que nos faltan.

Marco Aurelio enseñó:

«La vida de un hombre es lo que sus pensamientos hacen de ella»

Marco Aurelio

«Tienes poder sobre tu mente no sobre las circunstancias exteriores.  Date cuenta de esto y encontrarás la fuerza»

Para reflexionar:

Somos el resultado de lo que nos pensamos.  Lo que elija pensar de mi o de quienes me rodean, la actitud que tenga hacia la vida, será el material con el que construiré un camino asfectado o una plataforma pedregosa sobre la que transitaré cada uno de mis días.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s